¿TIENES ALGUNA DUDA?
HAZ TU CONSULTA »

HABLEMOS:
96 287 39 06

atm_2

Uno de los problemas más comunes que vemos en nuestra Clínica Dental en Gandia es el bruxismo, y es que el hecho de apretar y rechinar los dientes, aparte de generar dolor de cabeza y a nivel mandibular, puede provocar alteraciones del sueño y otros problemas.

Te contamos qué es y cómo se trata el bruxismo a continuación:

¿Qué es el bruxismo?c81f0763ac498839594657f19c23d4f0 copia

El bruxismo es una afección involuntaria en la que las personas aprietan los dientes o los hacen rechinar, presionando la dentadura superior contra la inferior. Se considera acto involuntario  porque en la mayoría de las ocasiones los afectados no son conscientes de que lo están haciendo.

De hecho, a pesar de que en muchos casos se da durante el día, lo más común es hacerlo por la noche, mientras se duerme y no se es consciente para poderlo evitar.

Aunque hay muchas causas que pueden derivar en bruxismo, como la alimentación, la posición de los dientes u otros hábitos, la causa principal es el estrés psicológico, y dependiendo del mayor o menor estrés, las consecuencias derivadas del bruxismo se manifestarán en mayor o menor grado.

¿Qué problemas conlleva el bruxismo?

La presión en los dientes y mandíbula que ocasiona el bruxismo, aparte del desgaste en las piezas dentales, puede provocar distintos problemas, entre ellos un dolor de cabeza peculiar y distinto al general, dolor a la altura del oído, dolor de oído, desgaste de los dientes e incluso insomnio.

Además, puede generar disfunciones en la alimentación por la sensibilidad a alimentos fríos y/o calientes, ansiedad e incluso multiplicar el estrés que los genera.

El tratamiento

Por lo general, en la clínica dental solemos tratar el bruxismo con una férula de descarga, que es un protector rígido de la dentadura del afectado que se coloca en la boca (generalmente por la noche, pero también puede ser por el día) y protege los dientes del desgaste a la vez que relaja la musculatura de la zona de la mandíbula.

Con esto evitamos que durante la noche el afectado de bruxismo presione los dientes y calmamos las alteraciones que produce el bruxismo, pero a nivel conciente también habrá que hacer un esfuerzo, y es que el paciente deberá estar atento y relajar la mandíbula siempre que, durante el día, sea consciente de que está apretando los dientes.

Como viene provocado por el estrés, atacar la raíz del problema será una medida eficaz, de modo que tendremos que tomar algunas medidas para reducir el estrés, como dejar de beber café, té, dejar de fumar y evitar cualquier tipo de excitante. Además realizar deporte ayudará en gran medida.

¿Y los niños?

Los niños también pueden sufrir bruxismo, y en este caso los padres jugarán un papel fundamental a la hora de detectarlo y traer al niño a la clínica dental.

En los más pequeños también habrá que utilizar una férula de descarga, y al igual que hacemos los adultos, llevar a cabo técnicas de relajación para evitar el estrés que lo provoca.

Nuestra recomendación

Desde la clínica dental Morant recomendamos que tanto si vemos en nosotros como en nuestros hijos algún síntoma de bruxismo, acudáis a la clínica a una revisión, puesto que el bruxismo es un problema muy común hoy en día debido al ritmo de vida que llevamos, y aunque tiene un tratamiento en principio sencillo y eficaz, puede requerir la intervención de otros agentes externos a la clínica como el trabajo de un fisioterapeuta e incluso medicación, por lo que hay que solucionarlo cuanto antes para evitar problemas mayores.

 

05258d05e4e7be624be93146af7dea5c


© 2015 Clínica Dentla Morant – Clínica Dental en Calle Mayor de Gandia


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.